Escapada a Bruselas

¡Ay! Bruselas, Bruselas, que confundidos nos tenías

Hoy recordamos un viaje que hicimos hace mucho tiempo, cuando Valladolid tenía vuelos a Bruselas, concretamente a Charleroi.

Recuerdo que el concepto que teníamos, cuando empezamos a planear esta escapada, era de una ciudad llena de funcionarios, políticos, aburrida y gris, pero la realidad fue bien distinta.

Bruselas nos sorprendió y fue para bien, tan bien fue, que volvimos una segunda vez.

Nos preparamos para Bruselas

  • Reserva tu alojamiento en Bruselas aquí
  • Si necesitas traslado del aeropuerto al centro pincha aquí
  • Un Free tour por Bruselas aquí
  • Un Free tour por el barrio europeo aquí
  • Un Free tour alternativo de Bruselas aquí
  • Un Free tour de misterios y leyendas aquí
  • Tour de la cerveza aquí
  • Tour de los mercadillos de Navidad aquí
  • Tour del chocolate de Bruselas aquí
  • Tour privado por Bruselas aquí
  • Tour del Art Nouveau aquí
  • Tour de Fiesta aquí
  • Tour del cómic aquí
  • La tarjeta turística de Bruselas aquí

Día 1: Valladolid – Charleroi – Bruselas

Llegamos al aeropuerto de Charleroi, a unos 45 kilómetros de la capital belga.

Tienes varias maneras de llegar desde el aeropuerto hasta la capital comunitaria, bus, taxi, coche de alquiler, tren, o traslado privado.

Al llegar a nuestro alojamiento, (si quieres un descuento en tu próxima reserva de apartamento, pincha aquí) protocolo de siempre, dejamos las maletas y nos vamos a hacer un recorrido nocturno por la ciudad. Muchos restaurantes y bares nos esperan.

Día 2: ciudad y fábrica de cerveza

Amanece en Bruselas y hoy en nuestra agenda, tenemos una visita a una cervecera y también visitar la ciudad, así que nos preparamos para patear y ponemos rumbo a la Grand Place, la Plaza Mayor de Bruselas.

Es una de las más concurridas de la ciudad, en ella se encuentran varios edificios como el Ayuntamiento y varias casas gremiales como la de los carniceros, Le Cygne, la de los panaderos, Maison des Boulangers (Le Roi d’Espagne), la de los camiseros, Le Renard o la de los barqueros, Le Cornet entre otras.

La plaza cambia mucho de la noche al día

Muy cerca de la Grand Place, se encuentra el Manneken Pis, en la esquina de la calle Chêne con la calle L’Etuve.

Esta estatua nos sorprendió bastante ya que creíamos que era más grande. La estatua del niño meando mide unos 60 centímetros y es de bronce.

Al Manneken Pis le puedes encontrar disfrazado muchas veces a lo largo del año y los que se encargan de vestirle son los Amigos del Manneken Pis.

Nos vamos a cantillon

Hoy, como decíamos, hemos reservado un hueco para visitar una cervecera y es la de Cantillon. Una fábrica fundada en 1900 en donde puedes ver un pequeño museo y después de toda la visita te espera una cata, donde probamos varios tipos de cerveza, algunas muy ácidas.

Día 3 – Barrio Europeo y Atomium

Para este tercer día hemos planificado dos visitas principales, el Barrio Europeo y el Atomium.

Por la mañana visitamos el Barrio Europeo, donde se encuentran los edificios de la Unión Europea. El primer edificio que nos encontramos es el emblemático edificio Berlaymont, que es donde está la comisión.

Edificio Berlaymont

Un poco más adelante del edificio de la comisión se encuentra El Espacio Léopold, que es el lugar donde se ubican los edificios del Parlamento

En el Espacio Léopold nos, sorprendió mucho el encontrarnos con un elemento muy importante de la historia de Europa, un trozo del Muro de Berlín.

Parte del Muro de Berlín

En 2009, se trajeron hasta Bruselas, varios trozos para celebrar el 29 aniversario de la caída del Muro de Berlín. Después de unos meses volvieron la mayoría hasta Alemania a excepción de unos pocos.

Después de comer, cogemos la línea 6 de metro y nos bajamos en la parada de Heysel para llegar a uno de los símbolos de la ciudad, el Atomium.

Una estructura de acero y hierro, de más de 100 metros de altura, que representa un átomo de hierro aumentado 165 mil millones de veces. La estructura la forman 9 esferas. En la más alta, hay un restaurante y en las demás visitables, albergan exposiciones temporales y permanentes.

parada técnica en el delirium

De vuelta al centro, nos acercamos a una cervecería muy conocida en Bruselas. Si eres amante de la cerveza, seguro que El Delirium Café te va a encantar. Posee la mayor variedad de cervezas del mundo y por ello en el 2004 consiguió el Record Guiness por tener más de 2000 cervezas en carta, hoy en día, fijo que ya tiene muchas más.

Día 4: Bruselas – Charleroi – Valladolid

Nuestro viaje se va acabando y nos preparamos para la vuelta a Valladolid.

Fue un viaje, como ya hemos dicho, que nos sorprendió gratamente y esperamos volver a repetirlo muy pronto y cuando empiezas a recordar un viaje, es un síntoma de que hay que volver y eso nos pasa con Bruselas.

En nuestra siguiente entrada, recordaremos nuestra «segunda etapa» en Bélgica, nuestra escapada a Gante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *